ECOFILTRO PRESENTA HOMENAJE EN MEMORIA DE SU INVENTOR Y PROMUEVE LA EDUCACIÓN A TRAVÉS DE IMPORTANTE PROGRAMA

José Fernando Mazariegos Anleu, inventor de ecofiltro, es reconocido por su aporte a la humanidad, salvando con el,

la vida de millones de personas en distintas comunidades alrededor del mundo. A un año de su partida, se le conmemora con sensible homenaje.

 

Ecofiltro trabaja constantemente en la identificación de programas educativos que incentiven el cuidado del agua, así como la importancia de su purificación. Es por esto, que con el apoyo de Museo del Ferrocarril, se anuncia el homenaje en memoria a Licenciado José Fernando Mazariegos Anleu, quien dedico su vida a cuidar de este elemento básico y ponerlo al alcance de los más necesitados.

El Museo del Ferrocarril abrió sus puertas para dar espacio a una exposición con fotografías, historia y trayectoria del guatemalteco, el cual será parte del recorrido dentro de las instalaciones del museo con el objetivo de promover la educación y fomentar la importancia del patrimonio cultural de nuestro país.

La exposición estará disponible por un periodo de tres meses, durante los cuales se proyecta impactar a más de 7,000 guatemaltecos, entre ellos niños y adultos, que visitan las instalaciones para viajar en el tiempo y sumergirse en la historia ferroviaria a través de la conservación de piezas históricas.

El objetivo del homenaje es compartir el legado de un guatemalteco ilustre que trabajo durante años con una sola misión, la de ofrecer a los guatemaltecos la oportunidad de tener agua potable, y así disminuir el número de muertes infantiles registradas en el país a causa del consumo de agua contaminada. Fernando Mazariegos, durante meses en los años 80, y tras varios intentos, creó el filtro que elimina el 100% de las bacterias, posicionándolo como uno de los favoritos alrededor del mundo por su efectividad.

Es increíble como el Ecofiltro ha llegado a países que nunca nos imaginamos, gracias Lic. Fernando Mazariegos, este invento salvo vidas en comunidades de extrema pobreza de África, con números alarmantes de muertes infantiles; Y ni mencionar las comunidades rurales de nuestro país en donde su legado prevalece en los ojos de esos niños que tiene agua potable en sus escuelas gracias un guatemalteco que no tuvo miedo de experimentar y dio ese gran paso para la humanidad…” Comenta Phillip Wilson, CEO Ecofiltro.

 

Gracias a este legado, mismo que fue donada a la humanidad, se puede afirmar que su creador es un ORGULLO GUATEMALTECO, cuyo invento ha ganado en los años 2003 y 2004, el Premio de Mercado para su sostenibilidad otorgado por el Banco Mundial; Invitando a científicos de distintas organizaciones mundiales, a visitar la planta de Ecofiltro para estudiar el modelo del filtro, para luego replicarlo en sus países de su origen.

Esto comprueba que Licenciado Fernando Mazariegos, dejó una huella en la historia de nuestro país y el mundo como un héroe nacional; Es por esto que directivos de Museo del Ferrocarril, abrieron las puertas para dar paso a un homenaje que busca impactar a los niños guatemaltecos que estan curiosos de experimentar y obtener respuestas a las problemáticas de nuestro país, haciendo la referencia a un personaje ejemplar que no tuvo miedo y considero los obstáculos, como retos propios, mismo que logró superar.

Actualmente en Guatemala, el 90% del agua está contaminada con heces dejando más de 2mil muertes de menores por diarrea al año, debido a la contaminación del agua que consumen. En época de lluvia, los ríos crecen y arrastran desechos que terminan en lagos y lagunas. Está demostrado que solo el río Villa Lobos, arrastra más de 250mil toneladas de basura diariamente en época de lluvia. De acuerdo a la declaración de las Naciones Unidas establece que el agua potable como un derecho para todos.

Más Información

Ecofiltro está elaborado a base de materia prima local conformado por aserrín de pino, barro y plata coloidal. A la fecha se produce en 60 fábricas en 38 países del mundo, tales como Uganda en África, y Cambodia en Asia. El proceso de fabricación dura un mes y es sometido a una serie de pruebas de control de calidad. El Ecofiltro purifica el agua y la hace apta para el consumo humano a un grado máximo de potabilidad, como lo establecen las normas y estándares de calidad

 

Like 
Share