Waldorf una pedagogía, que desarrolla habilidades excepcionales en los niños de edad preescolar

Inicialmente me encontraba renuente hacia la pedagogía Waldorf, cuando descubrí que no empezaban a leer hasta primaria. Quería lo mejor para mis hijos y casi todas las personas me comentaban que mis hijos tendrían una gran ventaja en su carrera escolar si comenzaban lo más temprano posible a leer y a escribir.

 

Así que empecé a profundizar más en el tema, hablé con otros padres con hijos en colegios Waldorf e hice algunas investigaciones. Me sorprendió lo que aprendí; estos niños empezaban a leer en primaria pero ahora como estudiantes de secundaria, prosperaron en la lectura y la escritura.  Su comprensión de la lectura era mejor que la de sus compañeros con otras metodologías. ¡Se unían voluntariamente a losclub´s de lectura y leían libros gigantes de 1,000 páginas! Estos niños parecían felices y mucho menos estresados ​​que sus compañeros en otros colegios, también descubrí que la depresión en los adolescente, era mucho más alta en los programas académicos pesados ​​y tempranos, caso contrario a los estudiantes Waldorf.

 

En la actualidad algunos colegios eliminan de su currículo académico las clases de música y artes, pero para la pedagogía Waldorf es vital enseñar estas dos áreas, y esto se debe a que los alumnos desarrollan destrezas y habilidades excepcionales.

Hablando ya como maestra, si vemos la evolución del ser humano en la historia, el lenguaje verbal se desarrolló primero y luego vino el lenguaje escrito, originalmente a través de símbolos (jeroglíficos). Finalmente, una vez que hubo un lenguaje escrito, la gente aprendió a leer.  De la misma forma pasa en Waldorf, esta es la secuencia en la que los niños aprenden el lenguaje. En los primeros siete años de vida, el desarrollo del lenguaje verbal es la base de los colegios Waldorf.

 

El idioma se enseña a través de historias, canciones, juegos de mano, rimas y poemas. Puede parecer un juego, pero las habilidades lingüísticas se desarrollan a largo de estas actividades.

 

La repetición juega un papel importante en el aprendizaje. Usualmente contamos la misma historia durante 2 o 3 semanas, para ampliar su capacidad de atención, memorización y vocabulario.

 

La consistencia de este ritmo diario a través de canciones, poemas y movimientos corporales entran en juego para la construcción de una base temprana para la lectura. Preparan su mente para más habilidades cognitivas en el momento apropiado para su edad.

 

La investigación cerebral actual confirma que la repetición ayuda al desarrollo cerebral de un niño. Las conexiones de miles de millones de vías neuronales en el cerebro se fortalecen a través de experiencias repetidas. El tiempo en la pantalla (TV, películas, dibujos animados, videojuegos) tiende a tener el efecto contrario. Esa es otra de las razones por lo cual es tan importante no llenar el tiempo de su hijo con pantallas. Esto altera los patrones del cerebro y hace que el aprendizaje en el colegio sea mucho más desafiante.

 

Además de trabajar en el desarrollo del lenguaje verbal, también se desarrollan las habilidades motoras finas de un niño, a través de actividades como lo es dibujar, tejer con los dedos, juegos de dedos, tijeras y coser. Esto ayuda a preparar a los niños para la siguiente etapa del desarrollo del lenguaje: la escritura.

Like 
Share